AULA ABIERTA ALIF FLOWER             encuentros florales en la Naturaleza

Si quieres reservar tu lugar en algunas de nuestras actividades, puedes solicitar información a través de nuestro formulario de contacto o mandanos un mail a alifflower@alifflower.com

26.09.2017
Alif Flower
Ningún comentario
¿Alguna vez te has preguntado que te permite respirar? Alguna vez has reflexionado junto a un árbol o cualquiera de las plantas que hay cerquita de tí como ellas te ayudan y purifican el aire que te rodea? Decía Scheffer, experta en esencias florales, en un precioso libro publicado por Urano hace mucho tiempo que las flores curaban el alma. En el prólogo de ese mismo libro señalaba Wolf- Dieter Storl que: " En la época en que Edward Bach desarrolló su terapia floral no existía aún la psiconeuroinmonología y afirmaba que no era de extrañar que con nuestros conocimientos actuales, las ideas de Bach sean cada vez más comprensibles y, al mismo tiempo, populares". Los seres humanos perdemos con mucha facilidad la conciencia de agradecimiento para aquellas interelaciones con otros seres vivos que participan en el devenir de nuestra vida, restando importancia, a través de una amnesia compartida, a la realidad que nos habita en este planeta. Foto: Jardines del Palacio de Santa Catalina en San Petesburgo. Nuestra propuesta de hoy no deja de ser popular, aprovechando este recién estrenado otoño traemos aquí una de sus ideas más simples, pasear por el bosque, así lo hacía Bach, dejandose llevar por la intuición, dando pasos de sincronicidad hasta llegar a un lugar donde la naturaleza le invitara a sentarse, respirar y sentir esa comunión de entrega donde el bosque, la pradera o la cima lo esperaban. Los árboles sin duda te hablan con su serenidad y su calma a través de un silencio que aclara el pensamiento y trae de vuelta sentirnos bien. A veces he escucho a los alumnos decir cuando caminan en los retiros: pero yo dónde estaba? Y es que el bosque nos trae de vuelta a casa. Pero la realidad sucede en una capa más profunda, cuando nos damos cuenta de que el bosque puede vivir sin nosotros, hace su camino de crecimiento y estaciones, más allá de nuestro deseo, si no lo talamos, el reino vegetal mantiene su comunicación y su proposito vital, marcado desde el comienzo, cuando las semillas mueren para ser y renacen como plantas en sus primaveras. Sin embargo jamás nos paramos a reflexionar o tal vez desconocemos que el ser humano necesita alrededor  de 22 árboles vivos para poder respirar en un día en una atmosfera saludable y que se produzca el intercambio silencioso de generosidad que la naturaleza nos otorga.  En un artículo del New York Time, publicado hace tiempo se podía leer: “Un árbol de 30 metros de altura, con diámetro en el tronco de medio metro en la base, produce unos 2.721 kilogramos de oxígeno suficientes para que dos personas respiren por un año“. Si acudimos a la naturaleza con regularidad, dejando que nuestros pasos nos conduzcan a los margenes del río, por caminos de sendero abierto y sin obstáculos, tan sólo el sortear de las curvas que van insinuando los árboles a nuestro paso, tal vez no necesitemos tomar esencias florales porque nuestra certeza de vivir, de ser, tomarían de vuelta el territorio perdido dentro de nosotros y la incertidumbre que provoca una vida de "querer ser", desaparece a las pocas respiraciones, sustituida por un ya es!! Bosque de Niebla. Huatusco. Veracruz, 2016. a trecientos metros del lugar donde Alif Flower imparte sus cursos en México. Aquí queda nuestra invitación de hoy, retirarse unos días para ser conscientes de esta realidad que acabo de contaros, no nos va a venir nada mal. Nuestro proposito de difundir y hablaros sobre los dones de este reino son cada vez más fuertes, porque a poco que reflexionemos nos daremos cuenta de que además de fuertes, se han vuelto necesarias para el ser humano. reservas retiros en la naturaleza. España - México alifflower.com
22.05.2017
Alif Flower
Ningún comentario
Orquídeas, elixires de "meditación líquida". Hace muchos años, recien estrenados los noventa, cuando el elaborador Andreas Korte Antje había ya puesto a la venta su set de orquídeas del amazonas, Aurora Fernández creaba el sistema de orquídeas cubanas y el médico asturiano Jose María Calvo daba sus pasos junto a Nestinar para comercializar sus orquídeas europeas, los congresos de terapia floral agrupaban a expertos, estudiantes y curiosos haciendose eco del rumor floral que explicaba como las orquídeas debían ser tomadas sólo por aquellos iniciados en el arte de la introspección, veteranos de ingesta floral o meditadores curtidos en el difícil y fructifero arte de la observación de las sensaciones. Sensaciones que se anunciaban sublimes, sensitivas y al margen de lo ordinario. Incluso se llegaron a utilizar en algunos artículos de prensa especializada terminos como "meditación líquida", para describir el efecto general que las orquídeas, como elixires florales podrían provocar en el afortunado que se atrevía a tomarlas. Con el paso de los años este conocimiento se ha ido pasando incluso de moda, incluso recibido campañas en contra de su uso, por tildarlo con un termino coloquial. Algunas casas comerciales especializadas en remedios florales decidieron retirar sus títulos de orquídeas en favor de otras esencias, mientras otros sugetaron sus beneficios a través de suaves comercializaciones y algunas hasta la primera decada del siglo XXI no se atrevieron a producir nuevos elixires de orquídeas. Todo tuvo su sentido, no sólo era el miedo a un paso transpersonal global o colectivo como queramos definirlo, sino también se dieron casos de personas que no podían asimilar de manera lúcida y en normotonía las sensaciones que las orquídeas eran capaces de provocar, sobre todo si en un fórmula se incluían varias de ellas. De esta manera algunos terapeutas recomendaron el uso de las orquídeas de forma unicista, otros como el propio elaborador en las amazona, combianaron esencias de minerales, pertenecientes a otro reino y otro cantar, para que los remedios de orquídeas tomaran tierra y no provocasen un especial sentido de la desorientación, sobre todo en los primeros días de las tomas, cuando a veces se producía la legendaria y superable crisis curativa descrita por la terapia floral clásica. También hubo experiencias en grupo a la manera de la ingestión ritual como se haría con una planta de poder, dentro del marco de actividades de búsqueda new age, donde el éxito en la ingesta creo su club de fans. Y es que las orquídeas tienen mucho que contar y sobre todo como lo cuentan, para eso no tenemos que acudir a tratados esotericos de alquimia hermética, ni siquiera a nuestra experiencia o considerar que los elementales del bosque al tomarlas nos susurran o nos mostraran donde duermen las ondinas. Elaboradores y expertos florales de forma cauta recomendaban en aquel tiempo, ni más ni menos, lo que hoy los biólogos evolutivos han descubierto con el paso de los años, y es que las orquídeas mienten y engañan sin pensar en nada más. Se me ocurre que las características descritas entonces por muchos profesionales de los elixires florales si tienen bastánte que ver con el comportamiento biológico de la propia flor. Las preguntas ahora serían muchas tras esta afirmación, ¿para qué tomarlas?, ¿cómo tomarlas?, ¿cuándo tomarlas?, qué sentido tienen dentro de las fórmulas florales, todo esto lo vamos a ir desgranando, En el detalle botánico, su manera de mentir responde a un fin de supervivencia, como la mayoría de las mentiras, y por supuesto en respuesta a la biología de la reproducción, es decir las orquídeas ofrecen sexo floral a insectos como los abejorros simulando a través de sus labelos a la hembra y prometiendo el maravilloso arte de la cópula con su olor y sus formas sinuosas. Para cuando la verdad es descubierta y el sexo de abeja ha sido similar a una ilusión provocada, no crean que la frustación no tiene más argumentos sino que además esto le permite a la orquídea que los insectos vayan cambiando de compañera en distancias considerables, pues este esta huyendo de ser engañado otra vez, así que será otro olor diferente aunque silmilar el que vuelva a embaucarlo, asegurandose así la posibilidad de ser como son ahora las más populares y deseadas, expuestas en los jarrones de seis continentes tras su proliferación dentro del cultivo vegetal de este planeta. Así que, queridos seguidores de la expresión floral y sus elixires de frecuencia, las orquídeas saben mentir para un plan mayor, de la misma manera el experto floral aprende a utilizar esta información ayudando a quienes se acercan a ella a comprender el significado de su experiencia. Me viene a la mente en este momento un alumno de la Facultad de Bellas Artes de Granada que necesitaba terminar un trabajo para obtener su título de licenciado en un tiempo recor, estaba agobiado porque según decía la inspiracion le había abandonado, la presión de su calendario de examenes le había dejado en blanco como estaba su lienzo en ese momento, durante tres días tomo orquidia inspiración cada tres horas y esa misma semana entrego sus obras y aprobó con sobrada matrícula. Estos elixires como cualquiera de otros sistemas elaborados con rigor no generan cualidades que no nos habiten pero si despiertan en un periodo máximo entre 24 y 48 horas aquella intención benéfica que si nos habíta para seguir nuestra tarea. Era la primera vez en aquel tiempo que veía de manera tan contundente el uso práctico de una esencia floral, volaban los 90. Como explica Michael Pollan en su introducción a "la belleza descriptiva de las orquídeas", será que a nosotros los humanos también nos han engañado, pues hoy cien mil orquídeas híbridas se pasean por los hoteles, restaurantes, spa y salones de medio mundo, ofreciendo su sexualidad visual y olfativa a quien se atreve a conocerles más profundamente. Sin duda esta energía cautivó y corrio en auxilio de este aventajado alumno. Su viaje sensitivo sin duda está asegurado y de la misma manera que un psiquiatra utilizaría en casos puntuales un psicotrópico o un chamán te iniciaría en el arte del peyote o la ayahusca para trascender distintas obsesiones, los expertos florales disponemos de esencias que de igual forma participan en el viaje iniciativo, en la disolución, en la desestructuración que sin rasgarnos las vestiduras a veces resulta muy necesaria y que es imprescindible con esencias como victoria regia. Para todos estos transitos, expresiones vitales, abandonos de rigidez y búsqueda:  bienvenidas las flores a nuestra vida cotidiana, incluyendo a las orquídeas, atrás quedó el miedo a usarlas, dejate guiar por un buen profesional que sepa cuales son las más adeacuadas en cada momento y conduce tus ritmos vitales al máximo de sus sensaciones para saber de ellas, acompasar el paso con un complemento potenciador. Alicia Nevado alifflower.com
 Las enfermedades que no surgen de una intoxicación, un traumatismo o un envenenamiento provienen de conflictos emocionales sostenidos durante un tiempo amplio o por vivencias inabarcables y agudas sufridas desde un lugar de inadaptabilidad al medio que terminan provocando una alteración de nuestro equilibrio biofísico y por tanto traen como consecuencia la manifestación orgánica.             Conozco a un niño al que adoro, comenzó a tomar esencias florales nada más nacer, ha ingerido walnut (esencias floral de nogal), en cada uno de los acontecimientos importantes en su vida, jamás ha enfermado y ahora tiene once años, cada vez que ha sufrido una alteración en el equilibrio de su energía vital, en su historia personal, inmediatamente ha tomado un estracto o una fórmula floral afin con su dificultad, que le ha ayudado a reequilibrar su polaridad corporal, marcando la acción opuesta a su alteración biofísica y por tanto manteniendo un ritmo de normalidad, que amortiguado la respuesta biologica, incidiendo también de manera benéfica sobre su cuerpo en el intento de evitar en todo momento que cualquier órgano pueda manifestar una alteración en el campo electromagnético, es decir una pérdida de la frecuencia de ese órgano, medible en hercios y que es la base fundamental para el mantenimiento de las funciones corporales y del equilibrio bioquímico, conservando de esta forma su salud vital. Ejemplos como el de este niño podrían ser mucho más habituales de lo que creemos si tuvieramos en cuenta y con sentido común lo que la mayoría de los expertos florales ya deberíamos saber, o al menos lo que deberíamos comenzar a manejar.  Entendemos, según los escritos del propio Dr. Bach, que toda enfermedad se gesta en la raíz de una tendencia mental repetitiva, generadora de debilidad en la acción incomprensible ante conflictos vitales que afectan según la manera de pensar de un individuo y de su desconexión con su propio propósito vital generando acciones que disparan los programas de defensa en nuestro organismo. Sabemos que mantener una rigidez mental única, unipersonal, adcrita o mejor dicho alimentada por nuestras emociones y nuestros conflictos biologicos, constituye un inconveniente de inflexibilidad a la hora de abordar la vida y los acontecimientos que está trae, impidiendo que se despierten verdaderos mecanismos de salud, y mucho menos si carecemos de lo que ahora denominamos, inteligencia emocional. Esta inteligencia constituye todo un aprendizaje real de nuestra biología y no una memorización intelectual de cualquier tipo de literatura new age que pueda caer en nuestras manos, y que más allá de sus contenidos reflexivos, no suele tener en cuenta el marco experiencial donde la naturaleza se manifiesta, y que sin duda va más allá de nuestras razones. Suelo comentar cuando alguien me pregunta mi opinión sobre las flores, si no somos capaces de dominar el ritmo cardiaco, o el tiempo que tarda la linfa en recorrer nuestro cuerpo, o nuestro pulso, o nuestras secreciones, ¿cómo podemos pretender que un impacto emocional pueda ser dominado? si nuestras constantes vitales comienzan a jugar en la cuerda floja que maneja nuestro cerebro antiguo, nuestra parte reptiliana, al que además no solemos hacer caso y que esta entrenado para mantener la vida según la percibimos a través del instinto, como podemos pretender no reaccionar? o creer que nuestro sistema defensivo no va a manifestarse con una solución sintomática. Las esencias florales, por su forma de elaboración, por su composición, y su eficacia dentro del terreno de la física que no de la química, (aunque disponga de un vehículo químico portador, agua con coñac), por su rango de benignidad, contribuyendo a la puesta en marcha de nuestra capacidad reflexiva y nuestra tolerancia a lo incierto, constituyen el mejor agente externo regulador ante la posible alteración en el campo biofísico, conservadoras de la salud, restituyentes del equilibrio natural, son una medicina preventiva, que sin apenas darnos cuenta y tomadas a tiempo, nos van a ayudar a transformar numerosas situaciones que puedan poner en peligro la respuesta inmune ante las constantes dificultades del momento presente en el que vivimos. Por tanto estaríamos ante una medicina que evitará la pérdida de energia, o como señalaba Bach, una medicina de futuro, donde el mantenimiento del cuerpo físico no pasa sólo por una alimentación sana o un deporte moderado, o una inteligencia emocional media, sino sobre todo y por encima de todo, por una conservación de nuestro campo electromagnético. En una era tecnológica, donde todo esta siendo medido, la primera variable medible varios días, semanas o algunos meses antes de que se produzca una enfermedad manifiesta es la lectura de este campo electromagnético, que cae o sube de manera estrepitosa por un acontecimiento inesperado, y que puede afectar a un órgano, que buscará intentar reestructurar la pérdida de frecuencia y que al no conseguirlo terminará generando una patología. Si por el contrario cuando surge este momento inabarcable, al que si le aplicamos flores podremos evitar posteriores padecimientos que en algunos caso podrian ser muy contundentes, reconstituyendo de manera breve cualquier alteración. Me comentaba una alumna hace poco que cuando algunos pacientes del hospital donde trabaja intentaban describirle lo que sentían después de las pruebas de medicina nuclear, señalaban sentirse como una interferencia constante de radio pero dentro del propio cuerpo, incluso de manera onomatopéyica y risueña me imitaba el sonido de un aparato eléctrico como la batidora... Una esencia floral, por ejemplo, como la milenrama, restituye después de la prueba médica en un periodo de tiempo cortísimo el ritmo de estres natural, ayudando a la eliminación de la radioactividad residual de la prueba que de otro modo mantedría la alteración y el estrés vital en cotas mas altas durante aproximadamente un año, dependiendo de la dureza de la prueba. Estamos muy acostumbrados a considerar las toxinas químicas, pero que os parece considerar las emociones tóxicas o el modo de pensar repetitivo como billete seguro a una enfermedad crónica. Esta idea no es algo descubierto en este siglo pero lo que si podemos aplicar de una manera universal y sí pertenece a este siglo, es la difusión, es el uso de las esencias florales como remedios complementarios preventivos imprescindibles, así que en este tiempo estival y con la ayuda de un profesional, podríamos considerar un botiquín floral, la mejor de nuestras inversiones vacacionales, sobre todo porque nos van a regalar salud, prevención. Al igual que nos volvemos locos buscando la crema de factor adecuado o el fruto mágico de nuestra linea anti edad, seamos un poco más reflexivos. Comencemos a cambiar nuestros patrones de pensamiento, nuestras respuestas inmediatas, nuestra tendencia instintiva, y tomemos elixires florales, garantizado que nos ayudarán a comprender!! Alicia Nevado Experta en Esencias Florales alicianevado@alifflower.com

ALIF FLOWER

alifflower@alifflower.com

info : +34 651 99 85 48

envíos internacionales

ESPAÑA - MEXICO - ECUADOR

 

Catálogo Características Óleo de Granada
Catálogo Óleo de Granada Español.pdf
Documento Adobe Acrobat [9.5 MB]
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Alif Flower - alifflower@alifflower.com